Te Amo

Compagnia Finzi Pasca

Autor y director
Daniele Finzi Pasca

Una creación de
Dolores Heredia y Daniele Finzi Pasca

Con
Ana Heredia y Dolores Heredia

Música Original: María Bonzanigo
Músicos intérpretes: Violín: Chunhe Gao, Viola: Mónica Benda, Violoncello: Beat Helfenberger, Acordeón: Sergio Scappini, Trompeta: Patrick Berger
Grabación: Matteo Mazza
Mezcla: Rino Rossi

Escenografía: Eugenio Caballero
Asistente de escenografía: Carlos Cosío de la Torre
Pintura escénica: Oscar Hernández
Pintura original “Mi familia de poetas” de Dionisio Ceballos

Diseño Vestuario: DaDo
Realización de vestuario: Creaciones MALUH

Diseño grafico: Andrea López

Producción: Poramor Producciones S.C.
Asistente de producción: Betsy Larios
Asistente de dirección/ Iluminación: Hector Jiménez

Una producción de
Compañía Finzi Pasca / Poramor Producciones S.C. en coproducción con Festival Cultural Barrio Antiguo, Monterrey, N.L
Con apoyo de CONACULTA/INBA-
PRO HELVETIA- Commissione Culturale Canton Ticino

 
El amor es una larga agonía, estamos todos atrapados en una locura que nos lleva a sufrir para hacernos sentir vivos. Este descompuesto y trágico modo de fingirse héroes, sólo porque creemos sufrir, me hace sentir en casa, como me siento en casa en un circo, donde todos, hasta los animales, se disfrazan y fingen ser lo que son. Hablaremos en Te Amo de una amistad entre dos mujeres, una amistad sellada por un amor fraterno, lleno de complicidad y de ternura.

La historia es sencilla y bella como las cosas simples. El reencuentro de dos amigas, que crecieron en el mismo barrio, en una ciudad que Dios puso a la orilla del mundo. Para Casandra, interpretada por Dolores, la vida ha sido huida persistente, un constante descubrimiento de tierras, de historias. Para la otra, un quedarse y un perderse en un dolor que tiene razones antiguas, amarradas al tiempo de su niñez. Afrodita, interpretada por Ana, se encierra en un silencio y se aleja de la vida. Su cuarto se vuelve su universo y mantenerse despierta, el arma para evitar que los fantasmas que pueblan los sueños se le acerquen. A su regreso Casandra se encuentra huérfana de todo su pasado, de sus raíces, de su historia. El silencio de su amiga Afrodita la hace caer en la misma espiral, en la misma tristeza. Un juego las salva, un pequeño payaso sirve de medium, de punto de contacto entre las dos. Jugando a la enanita, Casandra se transforma en un personaje más cercano a la visión de la amiga. Se hace de su tamaño, hasta más chiquita, para regresar al mundo de la infancia, de donde surgen y se forman todos los fantasmas.

Así describe su trabajo un amigo psiquiatra que ayuda a los enfermos de depresión: como la caza a una ballena. Una danza de acercamiento que puede prolongarse mucho tiempo. Cazar a la ballena no para matarla sino para lograr tocarla y ver dentro de uno de sus misteriosos ojos. Un juego como una danza para construir una confianza que permitirá dejar de escaparnos todo el tiempo en el océano profundo que llevamos dentro de nuestro corazón.

En el escenario dos hermanas que interpretan a dos amigas. Dolores tiene la tarea de guiar Ana dentro del juego teatral. De conducirla en un viaje de iniciación para que descubra sus fuerzas, su belleza, sus sueños. Suspendida entre el universo de Ana y el publico, Dolores es intérprete y narradora del espectáculo. Como un Virgilio toma a Ana de la mano y la transporta en la historia, mientras con los ojos mantiene una relación de complicidad con el publico.

Daniele Finzi Pasca

 
Resumen de prensa de Te Amo

Dolores y Ana Heredia, una tormenta de recuerdos en escena. Un espectáculo que además de divertido y ameno, toca las fibras más íntimas de los espectadores.
Elias Medina P. / Sudacliforniano – 11 de noviembre 2002

Te Amo rebasa los límites de lo excepcional…Reír, llorar, sufrir, gozar, es la magia de Te Amo.
Joel Trujillo Gonzalez / Sudcaliforniano / Escenario – 13 de noviembre 2002

Es onírica y cautivadora. La vitalidad de este mar de remembranzas arrasa con el mismo espectador; y con recursos del viejo teatro, un toque de “clownería” y una poetica visual impresionante logran un trabajo impecable.
Mariana Figueroa / El Norte / Cultura / Vida – 20 noviembre 2002

La última producción del Sunil nos vuelve a proponer su tema predilecto, el clown artista, poeta y hábil malabarista de sentimientos, pero sobre todo de “sanador” de enfermedades del alma.
Manuela Camponovo / Giornale del Popolo – 21 diciembre 2002

Un acto de amor del Teatro Sunil. Y el relato de una “diversidad” como no nos la queremos imaginar, pero que a través de la cual el espectador entra en relación directa con una poética en la que la muerte y la vida se debaten en la trama de recuerdos, de sentimientos y de pasiones.
Giorgio Thoeni / Azione – 24 diciembre 2002

Estamos ante la presencia de un acto de amor, en donde se enfrenta al otro, al diferente con paciencia y afecto en un montaje irrepetible por su origen y circunstancia.
Olga Harmony / La Jornada / Cultura – 20 marzo 2003

Se da de nuevo la comunicación de hombre a hombre, donde el artificio escénico es apenas un puente entre dos sensibilidades. No hay mucho para pensar, más bien hay que entregarse y sentir aquello elemental que no debiéramos haber perdido nunca.
Bruno Bert / Tiempo Libre – 19 al 25 de marzo 2003