Di Sogno e Volo

Compagnia Finzi Pasca

Maria Bonzanigo en Di Sogno e Volo – basado en el cuento “Elvira” de Hugo Gargiulo.

Dirección y coreografía: Maria Bonzanigo
Escenografía: Hugo Gargiulo
Luces Marco Finzi Pasca
Colaboración artística: Antonio Vergamini
Con músicas de: Samuel Barber, Frank Martin, Arvo Pärt y Astor Piazzolla.

Di Sogno e volo es una creación que indaga y cuenta la sensación efímera del vuelo que frecuentemente encuentro en los sueños. A través de la danza trato de reencontrar ese estado de gracia e libertad que se escapa en el momento de despertar. Cada elemento de la creación toca un hilo sutil que ayuda a recrear esa suspensión. Más que buscar la música, los objetos y el vestuario se podría decir que fueron ellos a encontrarla. Cada elemento recorrió un camino secreto y trae consigo su pasado, desvelando sobre el escenario una dimensión etérea, misteriosa, que sólo permanece escondida en la vida cotidiana. Una dimensión donde todo sueña y danza. La historia es aquella de Elvira, la de una vida que corre sobre la delicada frontera entre la vigilia y el sueño. Las palabras del cuento fueron sustituidas libremente por mi y por Hugo con asociaciones de imágenes, en una especie de traducción onírica, creando así una dramaturgia escenográfica y coreográfica. Quisiéramos contar de la aspiración a este universo de la libertad. Si no nos elevamos es porque tenemos demasiadas piedras en los bolsillos.

María Bonzanigo.

Con el apoyo de: Pro Helvetia – Commissione Culturale del Cantone Ticino – Città di Lugano – Migros Percento Culturale – Sezione Culturale Migros Ticino – soci sostenitori dell’Associazione Teatro Sunil

 
Resumen de prensa de De Sogno e Volo

Maria Bonzanigo sueña y se lanza al vuelo. Con Di Sogno e Volo, Maria Bonzanigo trae ahora sobre el escenario el deseo de volar que, a través de una admirable interpretación, se transforma en una verdadera y auténtica representación del vuelo onírico. Sus cabellos, su vestido y sobre todos sus manos vibran, entregando al público la magia de la suspensión. Un viejo armario de madera con espejo también parece liviano, como si fuera hecho con materia de lo sueños. Un sueño que también puede transformarse en inquietante, cuando a través de un ágil e ingenioso juego de luces, se muestra el espejo animado de rostros y máscaras en movimiento. En efecto, son las luces, magistralmente orquestadas por Marco Finzi Pasca, el elemento que lleva adelante la dramaturgia. En este su nuevo trabajo, María Bonzanigo, sigue afinado su percepción absoluta del sonido que desemboca directamente en el gesto danzado.
Alba Reguzzi, Corriere del Ticino del 21 agosto 2000 – Lugano, Svizzera

La música del espectáculo es tan buena que conquista enseguida y el argumento se aprovecha de esto para introducir su estructura dramática. Todos el aparato simbólico y figurativo es desplegado en el orden justo, triunfa la gracia de Magritte, una ligereza que la bailarina expresa con la plenitud de su madurez de estilo y de técnica, desenvuelta y segura en una coreografía incansable, envolvente, con soluciones milimétricas e inteligentemente escogidas para la representación. Cuerpo y música se fusionan en el sonido del ritmo, en los deseos apremiantes de los acentos musicales. La Bonzanigo recorre su “camino secreto” con ironía y aquella ingenuidad clownesca que caracteriza parte de su carrera artística. La dirección de Bonzanigo es ayudada por un uso sabio y suave de las luces (Marco Finzi Pasca). Todo esto hace de De Sogno e Volo un espectáculo intenso, agradable, tierno e inteligente. Invitamos a los aficionados al teatro para ir a verla tan pronto como sea posible.
Giorgio Thoeni, Azione del 30 agosto 2000 – Lugano, Svizzera

Poéticamente encantadora y muy personal fue la producción del Teatro Sunil del Ticino. Impresionante como la danzadora, con movimiento de telas, creaba hermosas y alucinantes imágenes, siendo al mismo tiempo salvaje y romántica. Sea como Derviscio, sea como ninfa, fue capaz de hacernos olvidar el espacio y el tiempo.
Heidi Zingg-Messerli, Thuner Tagblatt del 27 aprile 2002 – Thun, Svizzera

Maria Bonzanigo danza en Magari el gesto como sujeto y contrapuesto a la música, la cual conquista aquí el rol protagónico en absoluto, como elemento que lleva al movimiento. Las cuerdas del Kronos Quartet empujan la danza de María Bonzanigo a dialogar con ellos, a la búsqueda de una percepción absoluta de los sonidos, a través de movimientos y pasos donde la liviandad y la exhuberancia se fusionan. Cálidos aplausos para María Bonzanigo al finalizar su performance que, a través de la metáfora del vuelo, presentó su abandonarse libremente al respiro musical.
A.erre., Corriere del Ticino del 29 novembre 1999 – Lugano, Svizzera

Una seducción con tonos de burla y de poesía. Sobre el adagio de Samuel Barber, la danzadora es el pájaro que está luchando con un revoloteo de las alas para alzarse en vuelo. Es la melancolía de la separación, de la tensión y el deseo. Las notas abrumadoras de Piazzolla, son sin embargo la alegría, la libertad despreocupada del vuelo conquistado. Un poco Petruska, un poco Carmen, también aquí la razón seductora se articula entre lo cómico burlesco y poético, vitalidad infantil y malicia femenina. Este monólogo, muy aplaudido, da la impresión de haber sido particularmente pensado, elaborado e imaginado a través de los años, como un leitmotiv al que María Bonzanigo ahora le da plena expresión, portándosele encima como un vestido y demostrando al mismo tiempo haber alcanzado una notable madurez, fantasía e integridad profesional, como coreógrafa y como danzadora.
Manuela Camponovo, Giornale del popolo del 29 novembre 1999 – Lugano, Svizzera

Refinado, atractivo, apasionante el monólogo de María Bonzanigo. Muy cercanos están el sentimiento de alegría y tristeza. Inseguridad, esperanza y resignación. En modo superlativo destaca el conflicto entre la necesidad fundamental de libertad y la necesidad se seguridad y protección. Se tienen ganas de reír y de llorar, se toma aire y se tiene miedo. Todas estas sensaciones son traídas por la ex alumna de Chladek y miembro actual del Teatro Sunil con una intensidad increíble.
Dorothea Kahr, Tanz und Gymnastik, 1/ 2000 “Grossartiger kleiner Vogel” – Svizzera

Maria Bonzanigo, alumna de Chladek, es según mi opinión una de las más interesantes artistas de la escena en Suiza. Altamente musical, fluida en el movimiento, a menudo incisiva en sus mensajes. Sí, la Bonzanigo convence también aquí, y el fluir de su movimiento es muy interesante: completamente distinto a lo que se puede alcanzar con el ballet, pero no menos hermoso.
John Geissler, Tanz der Dinge, Nr 42 “Ticino Danza – ein wichtiges Festival” – Svizzera