Così si Tirava il Destino

Compagnia Finzi Pasca
cosi_1

Hugo Gargiulo o Antonio Vergamini en “Asi se lanza el destino” (espectáculo de mesa)
Dirección: Maria Bonzanigo y Beatriz Sayad
Luces: Marco Finzi Pasca
Colaboración artística: Daniele Finzi Pasca y Dolores Heredia
Agradecimientos: Nicolas Brugger, Sonia Caronni, Annemarie Meier, Arianna Rossi
Con la contribución de: Commissione Culturale del Canton Ticino, Pro Helvetia, Comune di Lugano; Amici del Teatro Sunil

En sus diversos espectáculos el Teatro Sunil busca una relación especial con el público, creando una relación entre el actor, el público en la platea y un espectador privilegiado sobre el escenario. Se trata de “monólogos para un solo espectador”, una triología de Daniele Finzi Pasca conformada por Icaro, Giacobbe y Patria. En Así se lanza el destino sentamos al actor-narrador en una pequeña mesa con una silla vacía del lado de enfrente. Los espectadores están sentados alrededor y uno de ellos ocupará la silla vacía, y podrá hacerse leer el destino. Es un juego entre el acto y su público, y a través de este juego se cuenta una historia, el adivino es al mismo tiempo vidente y narrador. La magia del teatro abre un diálogo que permite recuperar la memoria, crear un clima familiar, haciendo referencia a la distintas supersticiones a la que cada uno de nosotros se siente unido.

Las señales vienen interpretadas, el concreto reducido a miniatura, lo efímero sellado con cera. Con Así se lanza el destino decidimos llevar el teatro a quienes no podían más ir. Las primeras funciones fueron en Casas para ancianos. Lo hemos presentado tanto a los ancianos como a los niños, a los presos como a los invitados a un matrimonio, a los clientes de un restaurante como a los de una librería, en casa privadas, al aire libre y también, naturalmente, en los teatros.

Fueron más de 100 funciones en cuatro idiomas, en distintos países de Europa y América. El espectáculo puede ser representado en cualquier lugar, para una sola persona en un cuarto y hasta para 100 personas en un teatro con la estructura adecuada. Existe una versión de 20 minutos para situaciones particulares. Contáctenos por mayor información. ormazioni.

 
Resumen de prensa de Así se lanza el destino

Recuerdos de familia. Encallado en las señales y signos, pasibles de múltiples lecturas, el espectáculo intenta crear un espacio de diálogo con el público en el que cada superstición o creencia trae consigo alguna historia lejana. Así se lanza el destino, espectáculo sencillo y particular, se juega a un texto que crea, por medio de los recuerdos de infancia, una relación muy especial con el público. La imagen del protagonista, Gargiulo, de facciones de una delicadeza antigua y de andar un poco desgarbado, le va de maravilla al espectáculo.
Georgina Torello, POSDATA del 5.12.97 – Montevideo, Uruguay

Entre interpretación de señales y narración que involucra a todo el público. Nacido para ser representado fuera de los espacios teatrales tradicionales, Così si tirava il destino constituye un logrado ejemplo de encuentro directo entre un actor y un público numéricamente limitado, que no deja de intervenir en el curso del espectáculo, gracias a la atmósfera de extrema confidencia que se instala desde el inicio. Detrás de una operación aparentemente “divertida”, se entrevé una ahondada fase de preparación que permite al intérprete, de una parte dominar el mecanismo del rito adivinatorio en todos sus detalles, de la otra hacer frente inmediata y eficazmente a la variable representada por las reacciones y la personalidad del espectador elegido.
Antonio Mariotti, CORRIERE DEL TICINO del 11.4.98 – Lugano, Suiza

A la mesa con la abuela nada menos que el destino. Este espectáculo “de mesa” puede ser representado en teatros, restoranes, casas particulares, cárceles, hospitales, casas para ancianos. Basta renunciar por una horita a la propia “ratio” para dejarse acunar por la ilusión de tener en puño algunos granos de arena del propio destino.
Giorgio Thoeni, AZIONE del 16.4.98 – Basilea, Suiza

La suerte en un escenario. Como el más amoroso oráculo, Antonio fue descifrando la mejor respuesta posible a una pregunta, formulada por su voluntaria compañera de escena. De manera tal que, conforme pasaban los minutos, los demás participábamos de una historia, de una sesión adivinatoria y de lo mejor del teatro europeo. Es seguro que toda la gente salió satisfecha y confortada por la representación. Así se lanza el destino es la exposición de algunos bellos interiores de la superstición, de la belleza encerrada en la fe popular, hechos teatro.
Luis A. Gómez, LA PRENSA del 23.6.98 – La Paz, Bolivia

Sunil, teatro cara a cara. Los espectadores se suman, se acercan, compartiendo sus propias formas de ponerle señales al porvenir y mostrando que las personas vivimos, necesitamos vivir, en contacto con una dimensión mágica. La obra es sencilla en apariencia, pero finamente detallada gracias a la técnica del teatro de objetos intencionalmente diminutos. Es como una forma de hablar del propio teatro (del arte) y sus posibilidades de señalar lo que parece insignificante, intrascendente. La actuación de Antonio es perfecta. Crea desde el inicio el ambiente justo de intimidad y naturalidad, teniendo como arma recurrente al humor.
Mabel Franco Ortega, LA RAZON del 24.6.98 – La Paz, Bolivia

Poco a poco la atmósfera de magia y misterio se transforma en un clima de intimidad familiar. Bajo la apariencia folklórica de un encuentro adivinatorio, se gesta en realidad otra historia, más sutil y remota, llena de ternura, que toma forma sin que nos demos cuenta y captura lentamente el corazón. Cordialísimos aplausos para la simpatía con la que el actor-mago-entretenedor-narrador Hugo Gargiulo ha hecho de guía al encuentro con el destino.
Umberto Fava, LIBERTÀ del 2.11.98 – Piacenza, Italia