Maldita Canalla la Soledad

Compagnia Finzi Pasca, Buenos Aires Polo Circo Y Pier Paolo Olcese

Company Finzi Pasca, Buenos Aires Polo CircoY Pier Paolo Olcese

Presentan

Maldita Canalla la Soledad

Escrita y dirigida por Daniele Finzi Pasca.
Con Pablo Gershanik y Victorino Luján.
Con la colaboración artística de Mauro Mozzani y Rolando Tarquini.
Diseño de Iluminación de Daniele Finzi Pasca y Alexis Bowles.
Producción Ejecutiva de Pablo Gershanik
Música de Gregorio Cosentino.
Realización musical de New Pocket Orchestra.
Realización de Vestuario de Low Costume.

Está quien se pasa la vida sentado en la banca de la estación o en la mesita de un muelle frente al río que pasa. Está quien viaja y se traslada y quien se queda esperando que un día las cosas cambien, y que algo maravilloso pueda suceder. En llenar nuestra soledad piensan nuestros amigos que son como fieles compañeros de viaje, que acompañan todas las travesías, todas las largas esperas, las vueltas a casa y las partidas.

Maldita Canalla la Soledad cuenta la amistad de Medoro y Vitalizio, dos amigos nacidos y crecidos en el mismo pueblito soñando que las cosas puedan cambiar, y que un milagro pueda relanzar la suerte de su pequeña comunidad. Ambos siempre en la frontera entre una dulce alegría y una silenciosa y trágica soledad.
Es un espectáculo que creamos hace años alternando los ensayos con jugar a la pelota en la canchita. Lo escribí como se coce un traje a medida, siguiendo la forma del alma de dos amigos actores : Mauro Mozzani y Rolando Tarquini. Algunos años después una nueva versión de esta historia tomó forma en Buenos Aires. Nuevamente dos queridos amigos, dos actores que adoro, Pablo Gershanik y Victorino Luján dan vida a estos dulcísimos personajes. Con Pablo nos conocimos en México hace algunos años y después nos reencontramos en Canadá cuando lo invité a participar en el espectáculo « Nomade » que escribí y dirigí para el Cirque Eloize. A Victorino lo elegí para interpretar uno de los personajes principales del espectáculo « Corteo » que por otro lado escribí y dirigí para el Cirque du Soleil. Con los dos he trabajado en producciones de grandes dimensiones y esta vez sentíamos la necesidad de reencontrarnos a jugar en un terreno donde cuenta sólo la simplicidad, donde no hay efectos ni máquinas escénciad, donde la historia está conducida y se cuenta con reducción y ligereza.
Mauro y Rolando me ayudaron a reconstruir y a dirigir esta historia y al reconstruirla la cambiamos, agregando partes que desde hacía años quería agregar, volviendo a divertirnos y recuperando gusto por las historias pequeñas, por los teatros íntimos, por mínima distrancia entre actories y público. Un teatro del cual venimos y al que se regresa con alegría y conmoción. Un teatro imaginado por clowns -lo cual somos- que encarnan héroes perdedores, héroes que resisten sin plegarse, que caen y se levantan, que sobreviven inventándose improbables milagros.

Empezamos a ensayar el espectáculo en Montevideo, después en Buenos Aires, luego en Piacenza y finalmente lo terminamos en Lugano rodeados de todos los miembros de nuestra Compañía reundios para construir otra creación. Su mirada, los pequeños comentarios, su espiar nuestros ensayos nos ayudaron a hacer la inmersión en este pequeño mundo.

Conozco desde hace años a Pablo y a Victorino ; me liga a ellos una profunda amistad. Este espectáculo me hace sentirlos todavía más cercanos, como si fuéramos pan hecho de la misma masa, blanco de la misma nevada, hinchas de un mismo equipo, actores de la misma compañía

DANIELE FINZI PASCA 2012