Aitestas

Compagnia Finzi Pasca

Sin raíces. Hemos caminado toda la vida. No nos detendremos jamás. Hemos escogido un título redescubriendo una palabra y reinventándola porque así hemos hecho con todo el espectáculo. De este modo la incoherencia de la clownería viene exaltada. De igual forma la narración no es una historia sino una composición de imágenes similares a las de los sueños recurrentes que muchos de nosotros llevamos dentro del silencio de nuestras noches. Hemos decidido jugar dentro de un teatro el juego de soñar y de contarnos a nosotros mismos. La incoherencia en la tradición teatral ha sido siempre foco de interés del teatro de clownería. La incoherencia permite aludir, velar y revelar fragmentos de vida que de otro modo se quedarían escondidos. Hemos usado la forma de la rapsodia para estructurar esta aventura. Tratamos que nuestra conciencia gire alrededor del gesto sin nunca estar donde el gesto se manifiesta. Así este espectáculo, además de hablar de nosotros, muestra también un modo de ver y de transformar la tradición del teatro de clownería, desde siempre cercano a las raíces de lo profundamente tragicómico. Este espectáculo fue producido para celebrar los quince años del Teatro Sunil y refleja precisamente la visión del teatro y su modo de contar historias.

Daniele Finzi Pasca y Dolores Heredia, 1998